Politiqueando con muertos.

Nos duelen todos y cada uno de los incendios forestales, pero el de Guadalajara nos toca especialmente la fibra sensible.

Hoy vuelve a los titulares, llenándolos de siglas de partidos y nombres de políticos… en algunos medios, también aparecen nombres de empresas. De esas que, a pesar de todo, siguen pagando con dinero público a decenas de miles de personas. Eso sí, fuera de la partida de personal y en condiciones laborales que no dan margen a la iniciativa, no permiten cuestionar decisiones tomadas con criterio no necesariamente cercano al interés general… y cuestan la vida a personas.

¿Hasta donde nos llegan el clientelismo y servilismo? Me pueden llamar conspiranoico, pero aquí están las declaraciones:

Defensa: «Está imputando delitos contra seguridad de los trabajadores a personas que ni son empresarios ni tienen facultades para otorgar medidas de seguridad». “Hemos perdido siete meses»

¿Por qué no se imputa a los empresarios y responsables de la seguridad de los trabajadores? ¿Por qué no se tira del hilo hasta el fondo del asunto?

Familiares: «Aún queda mucho desfile de cámaras y procesados». «Si yo fuese técnico y estuviese imputado, me lo haría mirar porque existe el problema para ellos de que ahora las penas pueden ser mucho más elevadas»

Malo que los políticos no escarben, que la prensa no profundice en la información, pero ¿qué hace enmudecer a los imputados?

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *