Ponle nombre a la basuraleza

Subido a Ponle nombre a la basuraleza

El abandono de residuos en el medio natural es un problema. La actividad humana exporta contaminación a todas partes: campos, playas, mares… hay residuos de plástico en cualquier rincón del planeta. Hasta le han puesto nombre: basuraleza.

Sí, cada persona que abandona en el medio natural un residuo es el responsable último de dejarlo allí. Pero no es el único implicado. Una parte importante de la culpa la tienen quienes ponen en el mercado productos que con su uso se convierten en residuos. Ellos deciden si los materiales que utilizan en su modelo de negocio son reutilizables. O si se pueden recuperar y reciclar fácilmente.

Todavía falta otro agente más: la publicidad. Clava a fuego patrones y modelos de consumo que se traducen en conductas poco respetuosas con el entorno. ¿Cuántas marcas de refresco se promocionan en escenarios naturales? Los anuncios generan la necesidad de consumir los productos que muestran. Y de disfrutarlos en los escenarios que se publicitan. Es la chispa de la vida… en la playa, en mitad del monte con los colegas asalvajados molestando a los paisanos

Por eso es importante que le pongas nombre y apellidos a los residuos que recojas en el campo. Basuraleza son latas de bebidas, botellas de refrescos, paquetes de tabaco, colillas de cigarrillos, aparatos electrodomésticos, colchones o lo que encuentres. Todos ellos puestos en el mercado una legislación que contempla la responsabilidad ampliada del productor: quien pone en el mercado productos que con su uso se convierten en residuos tiene que recibir esos residuos de vuelta o asumir el coste de su gestión.

Si los residuos están en la naturaleza es evidente que alguien no está haciendo bien las cosas.

¿Cómo llegan los residuos a la naturaleza? Llevados por víctimas de esas campañas de publicidad que les han dicho que no serán felices si no van al campo cargados de envases de usar y tirar. A las que se les ofrece como algo cómodo arrastrar una nevera cargada de latas y una mochila llena productos preparados que ha comprado en un supermercado de camino al destino de su excursión. Tal vez de un solitario aventurero disfrutando del sabor genuino del rubio americano. Quizá son de un grupo de colegas que ha subido a hacer botellón o una familia que, acompañada de un generador y un potente equipo de sonido ha celebrado el último evento en un área recreativa.

Quizá al terminar recogieron todos los residuos generados y los depositaron en las papeleras y los contenedores del merendero o el aparcamiento. Porque ya que les hemos creado la necesidad de acudir al campo con envases de usar y tirar les ponemos contenedores en mitad de ninguna parte para que se sientan bien “reciclando” sus basuras. Tal vez ha sido el viento. O la fauna, una vez recuperada del susto, quien han esparcido los residuos desde esos recipientes donde rebuscar restos de comida.

Sea como fuere, la basuraleza tiene nombres y apellidos. Marcas y empresas que tienen cuentas en redes sociales y que utilizan etiquetas para sus campañas. Con ellas puedes hacerles saber que los residuos de los que deberían haberse hecho cargo están abandonados en la naturaleza. Que las latas de Coca – Cola, los vasos de McDonald’s, las colillas de Philip Morris, los frigoríficos de MediaMarkt, los colchones de Pikolin o lo que sea que te encuentres en tu salida al campo está allí abandonado.

Por favor, no te olvides, cuando salgas a recoger basura en el campo, de hacer fotos, subirlas y etiquetar a quienes pusieron esos residuos en el mercado. Que vean que nos damos cuenta de que nos están imponiendo un modelo de consumo insostenible y que queremos otra cosa.

2 comentarios

  1. Ante el grave problema de residuos que generamos.
    LA ÚNICA SOLUCIÓN ES LA REUTILIZACIÓN DE LOS MISMOS…. Y para que los ciudadanos colaboren tiene que existir un sistema integral, de gestión residuos, que posibilite la valorización y compensación por esa entrega separada residual con valor venta reciclaje.
    MOBILE RECYCLING UNIT 100 % SPANISH STYLE.

    https://www.greenekko.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.