Las claves de la sostenibilidad en la tele.

El domingo se emitió el documental Comprar, tirar, comprar. Aborda conceptos como la obsolescencia programada y el decrecimiento y la ciudadanía hacker. A través de un ejemplo muy concreto, que fácilmente hemos sufrido alguna vez como consumidores, se ilustra cómo la industria impone un determinado modelo de consumo. Ya teníamos otros ejemplos de vídeos con entrevistas o reportajes en la misma línea argumental, pero si algo bueno tiene este documental es que difícilmente se puede calificar de tremendista, agorero o conspiranoico.

El mensaje es directo y claro. Con este documental RTVE hace llegar al público general conceptos clave en el debate sobre la sostenibilidad. En esta ocasión, la radio televisión pública no se ha limitado a emitir el reportaje: ha ido llamando la atención y creando contenidos para fomentar la conversación. Para muestra la tertulia en el programa de Pepa Fernández “no es un día cualquiera“. No se pierdan el resumen en el blog del programa o, si tienen ocasión, escuchen el diferido: Paco Álvarez y Manuel Toharia charlan con Joan Úbeda y Cosima Dannoritzer, productor uno y realizadora la otra, sobre el documental, reflexionando sobre nuestra sociedad de consumo y modelo de desarrollo.

Estamos demasiado acostumbrados a que el mensaje ambiental sea emitido por quien nos quiere vender algo: teléfonos verdes, gallumbos verdesexplotando al máximo la conciencia ecológica para incitarnos a consumir: ven a comprar nuestros yogures para frenar el cambio climático. Por eso es clave que agentes como la radio y la televisión pública diversifiquen el mensaje y, sobre todo, que lo hagan accesible a quien no se va a poner a buscarlo en la red. Esta vez han hecho ruido: a día de hoy más de 23.000 personas han recomendado directamente, desde la web de RTVE, en feisbuc. El número de tuiteos es tremendo y se está generando una gran cantidad de contenidos en blogs, foros y otras herramientas sociales. Me ahorro el enlace directo a foro coches (visto según la frikipedia), pero no me resisto a ilustrar con la entrada de Lorethaur, el modo en que cada cual está hablando y aportando, desde su punto de vista o su campo de especialización, conversación sobre la obsolescencia programada y el decrecimiento.

Falta por ver si la chispa prenderá la llama o se apagará bajo el soplido del sistema. ¿Hemos acabado con la conciencia ambiental a base de invocarla en vano o todavía hay esperanza?. Supongo que hacen falta más documentales y más enlaces entre unos y otros. Más diversidad en los mensajes y más esfuerzo para sacar al público de la cola de las rebajas y traerlo a la conversación:

Serge Latouche, habla de emprender la revolución del ‘decrecimiento’, la de la reducción del consumo y la producción para liberar tiempo y desarrollar otras forma de riqueza, como la amistad o el conocimiento, que no se agotan al usarlas.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *