No quiero un tablet para Reyes.

Queridos Reyes Magos,

Os escribo porque no quiero que me traigáis un tablet. Sí, es cierto que en algunas ocasiones me siento un poco anticuado cuando saco mi notebook para tomar apuntes o compartir sobre la marcha las fotos de las vacaciones. También es verdad que me da mucha envidia cuando, en cualquier afterwork que se precie, David saca su cacharro táctil para poner música como todo un DJ profesional, pero… no quiero una tablet.

notebookPor mucho que molen los dispositivos táctiles y la obsolescencia programada apremie, mi pequeño notebook, con su pantalla de 10 pulgadas y ese teclado al que ya me he acostumbrado (a pesar las malas pasadas que me juega el hecho de que la tecla “función” esté donde debería estar “control”), todavía es funcional. Mueve estupendamente la distribución de Ubuntu que tiene instalada, con todo lo que un usuario viejuno pueda necesitar de un cacharro informático que no estorba ni en el maletín, ni en la mochila:

Pues eso, que ahora que tengo tarifa de datos en el móvil y he aprendido a utilizarlo como módem para conectar el chiquitín a Internet, paso de tablets. Eso sí, que no me falte corriente para cargar la batería y, ya de paso, la del móvil a través del puerto usb. Igual un panel solar en condiciones…

Puede ser el cariño que nos hemos cogido con tanto viajecito y sarao juntos. Tal vez sea que con las porras que tengo por dedos no creo que mi experiencia experiencia como usuario de tablet fuese mucho mejor que la relatada por Julen. Quizá algún día tenga que pasar a una distribución de linux más ligera, quizá algún golpe mal dado al salir del maletero de algún avión me lo desgracie. Quizá algún amigo de lo ajeno nos separe en un descuido… pero si podemos evitar un poco de sufrimiento alargando su vida útil… seguiremos tirando de notebook.

8 comentarios

  1. Bueno Txema, tampoco hay que dramatizar, cada cual tiene sus necesidades y no me queda ninguna duda que tu sabrás sacarle todo el partido al cacharro y serás capaz de llevarlo un poco más allá.

    Por otro lado, seguro que la conciencia que crea tu labor divulgativa compensa con creces el impacto que genera la herramienta a lo largo de su ciclo de vida.

    Un abrazo y felices fiestas.

  2. Pues yo siento decir que he sucumbido a los placeres del mundo de las tablets. La Samsung Galaxy Note 10.1 me ha conquistado

  3. Gracias por tu visita y comentario Rubén,

    El mío, de momento, mueve bien Ubuntu, pero siempre hay que estar al tanto de posibles alternativas, así que me apunto Mint como algo a probar.

    Un abrazo.

  4. Interesante y acertada reflexión, hoy que todos andamos buscando como locos ideas para regalar y ser regalados…

    Yo hace poco me he pasado a Lubuntu, que es un ubuntu con el escritorio Lxde (el mismo que lleva Mint) que va más ligero que Unity o Gnome. Se puede instalar muy facilmente desde el propio Ubuntu, de forma que no tienes que instalar una distribución entera desde cero como Mint.

  5. Guillermo, si viene a satisfacer una necesidad que no tenías cubierta con otro cacharro o realmente le vas a sacar partido, bienvenido sea.

    Borf, muchas gracias por el comentario y la recomendación, he estado leyendo sobre las bondades del escritorio Lxde, igual dedico uno de estos días más relajados a probar.

    Gracias por vuestros comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *