Uno de los principios preventivos básicos a considerar en la gestión industrial habla de eliminar los productos peligrosos o, cuando esto no sea posible, tratar de sustituirlos por otros menos peligrosos. No es una tarea fácil: cambiar un producto del que sabemos por experiencia qué resultado obtenemos siempre es un riesgo. Pero merece la pena…

Con independencia de la idea que nos sugiera el concepto, «residuo peligroso» cuenta con una definición muy concreta, son sus correspondientes obligaciones, en la legislación específica. Por lo que, en el contexto de una gestión ambiental responsable de una actividad, no podemos confiar a la suerte la identificación y clasificación de nuestros residuos. Pero… ¿cómo…