La misma persona que me terminó por convencer para que probase Ubuntu, me recomendó instalar Kubuntu en el ordenador que vino a sustituir la máquina que solía utilizar. Su argumentación tenía algo que ver con no se qué limitaciones del entorno de escritorio gnome en comparación con el kde. Seguía en la línea de que…