Resulta muy curioso leer un estudio en el que Madrid figura como la ciudad más sostenible de España, por encima de Vitoria-Gasteiz. Especialmente en el año que esta última celebra su capitalidad verde europea. Quizá ese sea el truco, inventarse una metodología que permita conseguir un resultado interesado, pero increíble. Tan increíble que la blogsfera…