Categorías
Blogueo

No me cuentes en media hora lo que puedo leer en 4 minutos

Sí, me estoy haciendo viejo. Y cada vez más cascarrabias. Quizá es por eso que no entiendo los mensajes de audio de Whatsapp ni los podcast en vídeo. Esto va de tiempo y atención. Y no tengo lo uno y quizá no quiera dedicarte la otra. Lo siento.

Por supuesto, puedo acelerar el vídeo o el audio de turno, pero no creo que fuese tu intención cuando lo grabaste. O quizá sí, o tal vez te da igual con tal de que pinche en el enlace. Lo mismo te basta con que lo reproduzca mientras paso la aspiradora, pero me parece un gasto de energía inútil.

Con el audio de Whatsapp me impones tu discurso sin opción a réplica. Podías haber sintetizado en un mensaje de texto que intentaré leer furtivamente en medio de una reunión. Pero con el audio me obligas a buscar un momento adecuado para escucharte, tal vez interrumpiendo cualquier otra cosa que esté haciendo. Así sea para sacar unos auriculares del maletín por no compartir ese contenido, que quizá sea privado, con el resto de pasajeros del autobús.

Ya sé que es lo que mola. Pero qué necesidad tengo de estar media hora pegado a un dispositivo para escuchar algo que podría leer en 4 minutos ¿No has preparado un guion? Publica el texto y deja un enlace para que eche un vistazo en diagonal y decida si me recreo en la lectura, paso directamente a las conclusiones o si me apetece escucharte tranquilamente. Texto escrito para que pueda volver, una y otra vez, al párrafo que tanto me impactó sin necesidad de andar pasando por el audio para buscarlo.

Que sí, que me gusta mucho tu voz, pero prefiero escucharla en una conversación. Interactuando en el mismo plano de la realidad. Intercambiando en tiempo real ¿Te acuerdas cuando teníamos tiempo de quedar para tomar un café? Ahora estoy escuchando el podcast completo porque no tengo indicadores sobre en qué parte del mismo está la información relevante o novedosa. O si al final resulta que no mereció la pena.

Ya no vale con que te lea o te escuche. Desde tu canal de Youtube me obligas verte, a dedicarte un tiempo que no tengo y prestarte una atención cada vez más escasa ¿A qué se los quito? Si me ofreces entretenimiento enlatado la competencia es muy fuerte ¿Conocimiento? Sí, soy muy curioso, pero el tiempo que puedo dedicarle al “cherry picking” es limitado. Y la lista de artículos y libros pendientes de leer no para de crecer.

Me hago viejo. Prefiero sentarme con un libro que pasar el rato mirando Tik Tok. Prefiero una conversación telefónica al cruce de mensajes de audio. Me gusta más un blog que un podcast. Lo que no quita para que lleguen Enoch M.M., EcoDiuku o algún otro y me líen para escuchar, intervenir o, qué se yo, empezar mi propio podcast. Pero prefiero leer.

Leer. Esa actividad que consigue toda mi atención durante el poco tiempo que le dedico. Todavía no he sido capaz de ver vídeos o escuchar podcast mientras leo. Quizá ese es el problema, que me estoy haciendo viejo y pierdo facultades para la multitarea. Por eso, si escribiste lo que vas a decir en tu podcast o en tu vídeo, no dejes de publicarlo en un sitio donde pueda leerlo. Y, si consigo el tiempo y la atención que merece, escucharlo. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.