De 9 de cada 10 a 3 de cada 4 latas recicladas.

Estos días un sistema integrado de gestión de residuos se felicitaba en Twitter por un dato histórico: “Se han reciclado 31.000 millones de #latas de #aluminio. 3 de cada 4 puestas en el mercado (74,5%).” Decía el tuit. Curiosamente llevo escuchando el mantra, desde 2013, de que en España 9 de cada 10 latas se reciclan. ¿En qué quedamos 9 de cada 10 o 3 de cada 4? Porque… no es exáctamente lo mismo.

https://twitter.com/puntosigre/status/1184446465122406401

La diferencia es pasar del 90% al 75%. Una cuestión significativa a la hora de saber qué esfuerzos tenemos que hacer, o no, para mejorar la recogida y el tratamiento de las latas de bebidas. Más ahora que estamos en plena guerra contra el plástico de usar y tirar, con el personal proponiendoideas como sustituirlo por aluminio… de usar y tirar ¿Cuántas latas se reciclan en España?

Pues ni una cosa ni la otra. Según datos de Metal Packaging Europe, en España estaríamos reciclando el 62% de las latas de bebidas. Y la fuente del dato es, precisamente, una asociación sectorial nada sospechosa de querer dar una cifra baja para este indicador. Es más, la propia Asociación de Latas de Bebidas (que era la fuente para la estadística de 9 de cada 10) forma parte de Metal Packaging Europa, que dice deja la tasa de reciclaje en 6 de cada 10 envases para el caso español.

Tasas de reciclaje de latas de aluminio en la Unión Europea. Datos de 2017. Fuente: Metal Packaging Europe.
Fuente: Metal Packaging Europe.

¿Por qué estamos así? Pues por el sistema de recogida. En el contenedor amarillo mezclamos muchos materiales diferentes que después se separan en procesos industriales sin la capacidad de preparar adecuadamente los residuos de envases para el reciclaje. Si necesitas una explicación gráfica puedes encontrarla en el reportaje del programa “El escarabajo verde” Amarillo 2, en el que muestran, de una forma muy didáctica, los resultados de la recuperación de materiales en distintos sistemas de recogida de residuos.

No me voy a repetir mucho más: los sistemas integrados de gestión de residuos en España gastan mucho dinero en desinformación ambiental, falsas noticias y en ocultar a la opinión pública lo que realmente está ocurriendo con la basura. Este es otro ejemplo más de las mentiras del sistema que gestiona el contenedor amarillo y las organizaciones que se crean con el dinero que debería ir a recogida selectiva pero se gasta en propaganda y manipulación.

Lo que me pregunto es, ahora que todo empieza a ser evidente a la opinión pública y cada vez quedan menos alfombras para esconder la basura… ¿Cuánto va a tardar Coca – Cola en encargarle a Ecoembes que compre e instale máquinas para la devolución de envases? ¿Las pagarán las grandes superficies comerciales o saldrán del presupuesto público de las comunidades autónomas que se han negado a estudiar los beneficios económicos, ambientales y sociales de mejorar el modelo del contenedor amarillo? ¿Lo harán bajo un sistema de depósito y devolución de retorno de envases contra el que han despotricado corporaciones como el Grupo DIA y Mercadona o bajo los criticados modelos de “reciclaje incentivado”? ¿Cederan espacio las cadenas de hipermercados que tanto se oponían a las máquinas o habrá que hacer un hueco en las aceras de las calles?

Y lo que es más preocupante ¿alguien en la Administración está tomando nota de lo que pasa o este cambio de 9 de cada 10 a 6 de cada 10 nos da igual y vamos a seguir mirando para otro lado? Porque 6 de cada 10 latas de bebidas, 3 de cada 10 envases de plástico… estamos muy lejos de llegar al 80% de reciclaje de residuos de envases. Y esta vez la colleja no viene de parte de una organización ecologista, es la propia industria la que dice que, en una fracción relativamente sencilla de reciclar, nos quedamos en un 62% ¿Qué pasa con los envases que no se pueden recuperar del contenedor amarillo? ¿En qué estadístinas nos movemos? ¿Nos acercan a los compromisos europeos?

2 comentarios

  1. Saludos. Aunque conocida la situación siempre es interesante reavivar el asunto de los envases. Ya hace años, demasiados, promoviendo el reciclaje allí donde me requerían, recuerdo mi charla sobre «Que pasa con mi lata». Hoy mi comentario os propone profundizar en los materiales con los que se fabrican los envases. Cuando pensábamos que, al menos, la línea de bebidas «enlatadas» era un ejemplo de economía circular por la versatilidad del aluminio nos encontramos que cada vez se utiliza menos este metal, por lo que su reciclaje y reutilización se complica. ¿Para cuando un organismo de control que permita/autorice la entrada al mercado de envases totalmente reciclables según la tecnología disponible? ¿seguirán las latas la senda de los polímeros de las botellas de agua?. Yo por ahora, «reciclo» mi artículo pasando a «de que está hecha mi lata y que hacer con ella»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.