¿Por qué los datos de reciclaje de ecoembes no coinciden con los oficiales?

datos reciclaje ecoembes

En el apasionante debate sobre la gestión de residuos existen varios frentes abiertos. Uno especialmente interesante es el relacionado con las estadísticas. Supongo que para alguien que se acerca por primera vez a la cuestión del reciclaje la comparación de los datos debe ser bastante llamativa ¿Cuánto reciclamos en España? Hemos visto titulares de todos los gustos y colores: que si cerca del 80%, que si un escaso 17%, que estamos en un triste 30%… Por supuesto cada quién da un dato referido a una realidad diferente y no se pueden comparar.

Así, la información de las administraciones competentes en materia de gestión de residuos de envases refleja tasas de reciclaje bastante bajas, en concreto podríamos citar los valores de la Oficina de Estadítica de la Unión Europea, Eurostat, que fueron cuestionados por Ecoembes. Esta organización, en su informe anual integrado 2015 (pdf), afirma que el 74,8% de los envases domésticos se reciclaron ese año.

74,8 por ciento de envases reciclados

Hasta la fecha sólo podíamos intuir cómo Ecoembes llegaba a un dato de reciclaje tan interesante a la par que alejado de las estadísticas de la Unión Europea, las distintas administraciones con competencias en materia de gestión de residuos y los grupos ecologistas. Pero este 2016 pasará a la historia como el año que, a cuenta de sus resultados de 2015, Ecoembes nos reveló, en una presentación corporativa, la fórmula –tan celosamente guardada como la de la Coca Cola- con la que obtiene su resultado. Y pudimos entender por qué sus datos se alejan de los oficiales.

El resumen, por si no te quieres entretener leyendo toda una larga y apasionante entrada sobre datos de reciclaje de envases, es que, a pesar de alegar ser muy transparente, Ecoembes da cifras en números muy grandes, explicando poco, mal y con letra muy pequeña lo que quieren decir los datos que publica.

Esto es lo que dice Ecoembes que incluye en sus cálculos:

tasa_reciclaje_ecoembes

Una división con numerador y denominador. Hasta aquí todo correcto. Si quiero calcular una tasa de reciclaje tengo que comparar las que entran con las que salen.

Vamos a la parte fácil, el denominador. Ecoembes incluye en esta parte de su fórmula las “toneladas de envases domésticos adheridas a Ecoembes”. Todo correcto. Por si acaso, se nos aclara que este dato procede de la declaración sobre los envases que las empresas adheridas a Ecoembes declaran poner en el mercado. Esto es importante tenerlo claro porque Ecoembes, principalmente, es una sociedad creada por las empresas adheridas a Ecoembes.

Es decir, no hay forma de contrastar este dato, aportado por los clientes de Ecoembes, auditado por clientes de Ecoembes y gestionado por los socios y clientes de Ecoembes.

No sé por qué invertimos tanto en inspectores de hacienda para controlar los impuestos que pagan estas organizaciones que son capaces de hacer las cosas tan bien cuando se las deja hacer declaraciones que nadie inspecciona, pero bueno. No nos metemos con el denominador, nos lo creemos y punto: 1.737.442 toneladas.

denominador_ecoembes

Vamos con el numerador. Aquí se nos dice que se trata de envases domésticos reciclados por el sistema que coordina Ecoembes. Pero en cuanto entramos en el detalle empiezan las dudas. Esas toneladas de envases se separan, para empezar, en dos bloques: 86% recogidas municipales y 14% en el ámbito privado.

numerador_ecoembes

¿Qué es para Ecoembes el ámbito privado? Profundizando en el informe anual encontramos algunos ejemplos “tales como recogidas en centros penitenciarios, aeropuertos, universidades, eventos deportivos o musicales”.

¿Qué importancia tiene esto? Que en el denominador únicamente se habían incluido envases domésticos y… bueno, quizá los centros penitenciarios, aeropuertos, universidades, eventos… compren sus refrescos en el supermercado de la esquina, pero lo más normal es que tengan acuerdos especiales con las distribuidoras de esos productos. Algo así como los envases comerciales que Ecoembes excluye directamente de su ámbito de actividad, al menos para la definición de su denominador. En cualquier caso habrá quien se sienta como en casa en estos lugares.

recogidas_ecoembes

A pesar de esta exclusión en la definición del denominador, cuando nos dibujan las vías de recogida del sistema que coordina Ecoembes sí se nos incluyen el papel y cartón comercial y el canal horeca (hostelería, restauración y catering) -donde es frecuente encontrarse envases que no están adheridos a Ecoembes (no tienen el punto verde) o que vienen de cualquier lugar del mundo-.

latas de bebidas refrescos de cola

Las cosas, sin salir del informe anual de Ecoembes, se ponen complicadas. Parece que estamos mezclando cosas que no deberíamos sumar juntas. Pero todavía hay más.

Si observamos el siguiente gráfico de barras y miramos las columnas comprobaremos que se nos muestra un 8% de envases domésticos, un 19% de envases comerciales, un 4% de celulosas, un 13% de otros plásticos y metales no envases… Estadísticamente Ecoembes excluye todo esto de su denominador porque puede: el 8% es lo que declararon las empresas adheridas, el resto son otras cosas.

envases domésticos 8 por ciento

Pero se me antoja que el papel y cartón incluido en el 8% no es muy distinto del que pueda haber en el 19% de los envases comerciales o en el 4% de celulosas. ¿Qué diferencia el plástico (por ejemplo polietileno) de un juguete del de un envase? ¿el metal de una lata de bebida del de una varilla rota de un paraguas? Son los mismos materiales.

Y esto de los materiales es importante. Porque los contenedores de recogida selectiva recopilan muchas cosas que no son envases adheridos a Ecoembes. Incluso cosas, que siendo de materiales reciclables, no son envases ligeros. Y los contenedores, dentro de las recogidas municipales del sistema que coordina Ecoembes, van a plantas de clasificación donde se seleccionan materiales. Sí, los residuos se procesan de acuerdo con sus propiedades físicas: en las instalaciones de tratamiento se separan de la basura tipos de plásticos y metales, pero las máquinas no le preguntan a cada residuo que recuperan si está o no acogido a Ecoembes.

Luego en el 86% del numerador relativo a recogidas municipales sigue habiendo muchas cosas que no son toneladas de envases domésticos: los plásticos y cartones de envases comerciales que el supermercado y la tienda de la esquina tiran en el contenedor amarillo y azul, el triciclo y el cubo que destrozaron los niños del parque de tanto utilizarlo, unas varillas del paraguas que todavía sigo llevando en el maletero para un chaparrón imprevisto… Esas latas de refresco y botellas de agua que se ponen en el mercado de forma fraudulenta sin estar adheridas a Ecoembes.

No tenemos datos, pero a poco que una pequeña parte de esas celulosas se recupere a través del contenedor azul, que una parte de los envases comerciales (si es la mitad ya superaría el 8% de envases domésticos), algunos de los metales y plásticos del 13% se reciclen vía contenedor amarillo… se nos falsean los datos de reciclaje de envases domésticos. Esas 1.300.339 de toneladas de “envases recuperadas” podrían incluir, perfectamente 500 de sartenes, paraguas triciclos, 2.000 de juguetes y cepillos de dientes, 600.000 de cajas de cartón de comercios… lo cierto es que ni lo sabemos ni nadie lo está controlando, pero están en la fórmula de cálculo de Ecoembes.

Turno de los datos oficiales. Si cogemos los datos de residuos de una ciudad como Madrid tenemos que –con las últimas estadísticas publicadas– en 2014, de 1.219.623 toneladas de residuos urbanos se recuperaron 147.800 toneladas. Un triste 12%, efectivamente, del total de los residuos, no de los envases domésticos, que no se desglosan por ninguna parte de la estadística oficial, centrada en informar sobre materiales -que es lo que interesa al reciclaje, al planeta y a cualquiera que esté en mejorar el comportamiento ambiental de la sociedad-.

La única forma de acercarnos a los datos de Ecoembes es comparar las 64.316 toneladas recogidas en el contenedor amarillo (algo menos del 5,3 % de lo recogido) contra las 45.823 toneladas de materiales plásticos y metálicos (incluyendo 4.525 toneladas de escorias férricas de incineradora) recuperados en planta. Esto, volviendo a mezclar churras con merinas, sí nos da algo como un setenta y pico por ciento de materiales, sean o no envases domésticos recogidos en el contenedor amarillo.

Lo miremos como lo miremos, resulta difícil de creer que se esté reciclando un 74,8% de los envases domésticos que se ponen en el mercado cuando el sistema de recogida no llega a todos ellos y las plantas de clasificación de envases están recuperando materiales con una eficacia que, en el mejor de los casos, ronda el 70%, siendo normales cifras alrededor del 40% según las memorias publicadas por diferentes administraciones.

¿Qué datos necesitaría Ecoembes para que su cifra fuese creíble? Dada la naturaleza de la organización y la forma en la que genera sus ingresos, Ecoembes debería contar individualmente los envases se ponen en el mercado y los envases se recuperan. Esto quizá sea técnicamente inviable, ya que sólo tiene estimaciones de lo que se pone en el mercado –a partir de las declaraciones de las empresas adheridas- y que no hay forma humana de distinguir en una pila de material recuperado qué son envases y qué es otra cosa.

materiales recuperados

Quizá tenemos suerte y de la cifra global de materiales recuperados una parte importante son envases. El reto está en calcular esa cantidad, que seguramente mejora año a año, pero está bastante lejos (podríamos especular cuánto pero, por no alargarme, lo dejo para otra entrada en este blog) del 74,8% que se nos quiere vender con costosas campañas de publicidad que, de puro increíble nos hacen pensar que el problema de los residuos de envases no es el reciclaje.

Así pues, quizá Ecoembes se debería asesorar y corregir su fórmula, haciendo que numerador y denominador fuesen la misma cosa: si damos una tasa de envases domésticos tanto numerador como denominador tienen que ser envases domésticos, sin recogidas privadas, corrigiendo el fraude estimado, quitando un porcentaje de envase comercial que se recoge en los contenedores amarillo y azul, estimando la cantidad de material recuperado que no son envases…

Lo dicho, no soy el primero que cuestiona los datos publicados por Ecoembes ¿seré el último?

16 comentarios

  1. Excelente artículo. En cualquier caso tu razonamiento es el repetido desde la fundación de ECOEMBES por todas las administraciones públicas y por cualquier persona que se detenga a revisar los datos. Sería ciertamente interesante si en esa parte privada declarada se profundizase más: ¿Cómo se justifican esas cantidades? ¿Quién las certifica? ¿Cómo y quién las audita? ¿Hay un doble contraste independiente? ¿Alguien puede creerse que las cárceles, eventos…den un porcentaje tan alto?
    Los números del numerador y el denominador NO tienen el mismo origen y por lo tanto es una manipulación de la tasa ¿Dónde están las Consejeria de Medio Ambiente? ¿Hacia dónde miran?

  2. Gracias Juan,

    Tienes razón en que hace casi 20 años que esta misma pregunta se repite. En vez de contestarla se ha invertido mucho dinero en publicidad, “formación” de periodistas, “educación” ambiental… para sepultar la pregunta y a cualquiera que la formule. Por eso creo que no debe caer en el olvido y que tenemos que repetirla ¿será la última vez? ¿conseguiremos ver los datos reales de tratamiento y reciclaje de envases?

    Saludos,

    Alberto

  3. Yo creo que la forma de determinar correctamente las cifras para por conocer la composición de los rechazos de las plantas de tratamiento de residuos urbanos. De este modo tendríamos el dato estimado de cuantas toneladas de envases van a vertedero.
    Por otra parte, si Ecoembes ofrece duplicar resultados en la Comunidad Valenciana, ¿cómo es posible que se recicle un 74,8%?
    Mi opinión es que Ecoembes está dando cifras de reciclaje usando los porcentajes de recuperación en las plantas de clasificación de envases (aproximadamente 65%) más otras entradas que tienen de materiales que ya vienen muy seleccionados.

  4. Efectivamente Desmond, es complicado duplicar una tasa de reciclaje del 74,8%, pero jugando con lo que se incluye en numerador y denominador se puede dar cualquier cifra. Como planteas, mezclando cosas que no son envases se puede conseguir el resultado que se quiera, incluso que se recicla más de lo que se pone en el mercado.

    Gracias por tu visita y comentario.

  5. Hay trampa tanto en denominador como en el numerador:

    En el denominador la trampa es que sólo meten las toneladas declaradas por las empresas, ¿alguien medianamente inteligente se puede creer el dato?, la declaración la hace cada empresa y ningún organismo público les controla, solo realiza el control ecoembes ( que es de las propia empresas), por tanto se autocontrolan y a mayor número de toneladas declaradas mayor pago al punto verde y por tanto mayor coste, y por amor al medio ambiente van a declarar TODAS las toneladas, es de bobos creérselo, es lo que dice la consejería de Valencia, que en realidad entran al circuito como el doble de toneladas de envases.

    En el numerador la trampa está como muy bien dices en que contabilizan todos los envases, que hayan sido declarados o no, que sean domiciliarios o comerciales, incluso plásticos u otros materiales que no son envases.

    De esa manera les sale un 75% de envases que por mucha publicidad de autobombo que hagan no se lo cree nadie.

  6. Gracias Pedro,

    Efectivamente el dato con el que no me meto mucho también tiene tela que cortar. He preferido asumirlo porque “viene dado”, pero tal y como indicas, lo dan los propios interesados y resulta poco o nada creíble.

    Saludos.

  7. Enhorabuena una vez más por el artículo.
    Ya no solo me sorprende la cifra de reciclado sino el objetivo de Ecoembes: Reciclar envases domésticos (8% del total de residuos). ¿Y los comerciales que son un 19% del total? Creo que el error está en la concepción de la estrategia de reciclaje.
    A seguir asi, aportándonos luz en este “oscuro callejón de los envases”

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *