Categorías
Consumo sostenible

Si pueden, beban agua del grifo.

NYC tap water En el Día Mundial del Agua merece la pena acordarse de esos 768 millones de personas que no tienen acceso a una fuente de agua potable mejorada, es decir, que siguen bebiendo agua de pozos, fuentes, ríos o estanques que no garantizan su salubridad. No cuentan con conexión a una red de distribución o acceso a un sistema público de abastecimiento.

Tampoco está de más acordar que el agua embotellada tiene más polonio que la del grifo. Y que responde a un modelo insostenible de consumo de materias primas (para la fabricación del envase, su transporte, etc.) y generación de residuos de plástico. Hasta el extremo que en algunas partes civilizadas del mundo se prohíben las botellas de agua de plástico.

O las polémicas sobre la publicidad gratuita que se le hace a las marcas ubicando sus productos donde debería haber una jarra.

Por todo esto, si son de los privilegiados que pueden hacerlo, beban agua del grifo.

Ampliación (22/8/2016): si necesitáis más motivos para beber agua del grifo no dejéis de visitar esta entrada en el blog La hipótesis Gaia: ¡Bebe agua de grifo!

Una respuesta a «Si pueden, beban agua del grifo.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.