Mi primer tablet… chino.

Sí, ya sé que dije que no quería un tablet… pero ha llegado. Podría poner como excusa que la batería de mi pequeño, y experimentado, netbook dura cada vez menos, o que estoy flipando con el rendimiento que sacan a sus respectivos tablets dos de los alumnos de la última edición del máster que estoy impartiendo. O que el teléfono móvil se ha quedado pequeño para mis necesidades de bloguero tuitero… pero lo cierto es que me ha podido la curiosidad y, no nos vamos a engañar, que me lo han enviado para que lo pruebe y escriba esta entrada. Así que voy al lío (si no quieren leer al fondo hay vídeo).

tablet chino idioma español

El aparato en cuestión es un un tablet de Deal Extreme. Cuenta con procesador de un núcleo a un giga, pantalla táctil capacitiva de 7 pulgadas y una resolución de 800 x 480. Una cámara frontal para verte la cara cuando hablas por skype, hacer fotos o grabar vídeo en calidad VGA. En cuanto a memoria, tiene 500 megas de RAM y dispone de 1,6 GB de espacio de almacenamiento interno. Cuenta con una ranura para tarjetas micro SD. Se conecta a wifi y soportaría conexión a Internet 3G mediante dispositivos externos, a este efecto se puede consultar una lista de compatibilidad en el propio dispositivo.

Como sistema operativo trae Android 4.0.4, esta vez sí, con posibilidad de configurar el idioma y el teclado en español, sin necesidad de andar instalando nada. Viene con Google Play y AnZhi, dos repositorios de aplicaciones al precio de uno. Esto nos permite instalar y configurar el tablet a nuestro gusto.

tablet chino google play

El precio es una de sus principales virtudes: te lo ponen en casa por menos de 50 euros. También es de agradecer que traiga un manual de inicio en chino e inglés, un cargador para enchufe europeo y un film protector de pantalla. El paquete lo completa un cable de datos USB para intercambiar información con el ordenador que también permitiría cargar la batería por este medio.

Lo que espero de este dispositivo es que me garantice autonomía para tuitear con fluidez desde esos saraos en los que no hay enchufe para mantener activo el netbook y se requiere más velocidad de escritura de la que puedo conseguir, con las porras que tengo por dedos, sobre la pantalla de tres pulgadas de mi teléfono móvil. Y en relación con esta última, contar con un dispositivo para leer documentos electrónicos o, simplemente, para tener acceso a la legislación ambiental que pueda necesitar consultar en el momento más inesperado. Es un equipo muy básico que servirá fundamentalmente para eso: consultar Internet, actividad en redes sociales y reproducir contenido multimedia.

tablet chino BOE app

Pero como para ver las prestaciones de un dispositivo como este un vídeo vale más que mil palabras, os dejo este con el que he practicado mis habilidades cinematográficas y me estreno en youtube, el tiempo dirá si es el último vídeo o si habrá otros. Por cierto, el tapete del fondo, de fibras recicladas, también es un regalo, de besarte.com

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *