Jefe jefazo en búsqueda activa de empleo.

Jefe de Daniel LoboSi en un post anterior reflexionaba sobre el titular “profesional con experiencia en búsqueda activa de empleo“, hoy quería darle otra vuelta de tuerca.

Desgraciadamente, para ellos y para lo que representa como indicador de la situación que vivimos, cada vez hay más personas que se ven buscando un nuevo empleo después de años o décadas de haber desarrollado una “exitosa” carrera profesional con cargos de responsabilidad incluidos.

Y me parece perfectamente legítimo que, ante una situación de desempleo, cada cual intente buscarse la vida en aquello que sabe hacer, para lo que se ha preparado y en lo que más o mejor experiencia tenga. Pero me imagino el efecto que puede causar en quien esté llevando a cabo la búsqueda de talento un titular del estilo “jefe jefazo en búsqueda activo de empleo”. ¿Otro más? como si tuviésemos pocos aquí ya… siguiente candidato.

Por otro lado está el contexto. Corren malos tiempos para los jefes. Igual no tuvimos la oportunidad de aprenderlo antes, pero una vez apuntados a la creciente lista del paro, toca reflexionar sobre las circunstancias que hacían posible el puesto de trabajo que hemos dejado atrás: ¿es la meta por la que seguir luchando o el brillo de una lejana estrella que se apagó hace tiempo? ¿cómo se llegaba hasta ese puesto? ¿directamente desde la fría calle o tras una vida de dedicación a la empresa? ¿demanda el mercado jefes jefazos o es una etiqueta que impide mi desarrollo profesional?

La verdad es que no tengo respuestas, nunca he sido jefe jefazo, pero tengo claro que, si estuviese buscando trabajo por cuenta ajena no sería el titular de mi perfil en LinkedIn ¿qué opinas?

8 comentarios

  1. Querido Alberto,
    “Obras son amores” dicen por ahí. La gente que busca activamente empleo no necesita explicar que busca activamente empleo.
    Por lo demás, no creo que sea el mejor titular para Linkedin y no me imagino a ningún Head Hunter haciendo una búsqueda usando ese criterio en lugar del de “especialista en gestión ambiental de producto”, “experiencia en evaluación de impacto ambiental” o “profesional polivalente con conocimientos en SIG, CAD y aplicaciones informáticas”, por poner algunos ejemplos.
    Saludos,
    Santiago Molina Cruzate

  2. Soy de la misma opinión.
    Lo de “Jefe jefazo” no parece un buen comienzo, porque ni se lo es siempre, ni todos los que lo son o o han sido lo merecen o lo han merecido.

    Parece mucho más razonable resaltar las cualidades profesionales, técnicas y de gestión, que ya juzgará el seleccionador.

    El problema que tienen algunos “Jefes jefazos” es que ya no saben hacer otra cosa que:
    – exigir productividad (sin ayudar a conseguirla),
    – exigir desarrollo de negocio (sin aportar nada para ello),
    – mirar tablas, calcular ratios, mover papeles, reunirse (sobre todo a deshoras)
    – y echar broncas porque no les salen una cuentas, para las que el único mérito que han aportado es precisamente ese, que han hecho las cuentas con lo que otros han sudado la camiseta.
    Y que conste que no me invento ni una línea (por raro que pueda parecer), pues todas y cada una las he comprobado (demasiadas veces) en unos cuantos de los que han sido mis “jefes jefazos”.

    Y claro, si no ya no sabes hacer otra cosa no queda otro remedio que encabezar con “Jefe jefazo ….”

    Saludos
    José Luis Canga

  3. Muchas gracias por tu comentario José Luis,

    Ciertamente lo de jefe jefazo puede no ser una cualidad poco deseable, especialmente cuando puede responder a la descripción magistral que has hecho.

    Saludos.

  4. Hummm… Jefe…
    Si hago un repaso mental de todos los míos, con una honrosa excepción, se me ponen todos los pelos de punta. Así que no, no utilizaría esa frase como presentación de una candidatura. Además, tiene cierto aire prepotente y no define para nada lo que uno sabe hacer, ¿no crees?
    De todas formas, ya llevo un tiempo pensando que si los “curritos” lo tenemos complicado para encontrar trabajo lo de los jefes puede ser catastrófico. Lo habitual es que para llegar a ese tipo de puestos tengas ya una cierta edad y, sinceramente, quedarse sin trabajo a los cincuenta (y tantos) y ponerse a buscar de nuevo me parece una tarea dificilísima.

    Saludos.

  5. Coincido plenamente con lo que propones Paula,

    Supongo que quedarse en la calle después de una vida dedicada a la empresa, con cierta edad y con tiempo en cargos de responsabilidad debe descolar mucho. Tanto como para no darse cuenta que es difícil encontrar trabajo con una descripción de perfil que causa más rechazo que otra cosa.

    Como dices, y planteaban los comentarios anteriores, mejor identificar qué podemos aportar a quién pueda estar buscando talento humano que aspirar a un puesto que igual, en el esquema de organización de trabajo que se va dibujando, no tiene mucho futuro.

    Saludos y gracias por tu visita.

  6. Hola, Alberto y resto de comentaristas.
    Aprovecho primero para felicitar a Alberto por su blog: es muy interesante y entretenido (dos cualidades que no suelen ir juntas).

    Y con respecto a los encabezamientos o calificativos que algunos usan en Redes o en sus propios CV, mando este enlace, que es tremendamente lúcido bajo mi punto de vista. Se refiere a 16 términos que no se deberían utilizar NUNCA para autocalificarse (y explica los motivos):
    http://www.linkedin.com/today/post/article/20130117141235-20017018-stop-using-these-16-terms-to-describe-yourself

    Espero que también os guste.
    Saludos, Joaquín del Val.

  7. Muchas gracias por tus palabras Joaquín.

    Y gracias también por la recomendación, el artículo es más que interesante.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *