Hoy escribo en iAgua

©Greenpeace/Kate Davison
©Greenpeace/Kate Davison
©Greenpeace/Kate Davison

Para quien no lo conozca todavía, iAgua es el portal de referencia en la red para todo lo relacionado con el ciclo integral del agua. Con motivo de la próxima celebración del Día Mundial del Agua, han convocado a sus usuarios a escribir sobre este particular.

Así pues, me estreno en ese espacio con una reflexión sobre los nuevos desafíos que encuentra el sector. Todavía falta por hacer para conseguir asegurar el suministro de agua potable a todos los habitantes del planeta o generalizar la utilización de saneamiento, de modo que se evite la contaminación por aguas fecales, que tantos problemas de salubridad siguen causando en muchos lugares del planeta.

Pero, a medida que avanzamos en estos dos ámbitos aparecen nuevos retos. En nuestro entorno el desafío es conseguir que medicamentos y otras sustancias de síntesis sean eliminadas del flujo de aguas residuales. Tratamientos hormonales, radio fármacos, drogas de diseño… acaban en cursos de agua que, más adelante, serán empleados para potabilizar y abastecer a otras poblaciones.

Pero existen otros retos. El impacto que causa la industria tecnológica a lo largo del planeta también deja su huella en el agua. Desde la minería informal, que consume gran cantidad de agua para separar valiosos minerales y la contamina con metales pesados, como el mercurio utilizado para amalgamar oro. Hasta la contaminación que llega a través de la explotación informal de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, abandonados en la intemperie o incinerados sin control para eliminar el plástico y liberar los metales que contienen.

Si te interesa, puedes leer el artículo completo en “Cuando los teléfonos móviles hacen interferencias con el ciclo del agua“. Espero que te guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *