No hay Mañana (There’s No Tomorrow)

There’s No Tomorrow es un documental de incubate pictures que, en media hora, reflexiona sobre el modelo de desarrollo en el que vivimos, la dependencia del sistema económico de los combustibles fósiles y el colapso inminente a cuenta del agotamiento de los recursos naturales y las reservas de petróleo. A pesar del título, acaba con un final feliz, un guiño a la esperanza en forma de llamada a la adaptación.

A través de un guión bastante cuidado, el documental nos ilustra de una manera muy didáctica la problemática asociada a la dependencia energética y el crecimiento exponencial. Nos recuerda de cuando y cómo se formaron los combustibles fósiles, analizando su disponibilidad a lo largo de la historia y la evolución del coste de extracción. Compara las distintas alternativas posibles para la obtención de energía y nos recuerda que las medidas de reducción de consumo o los avances de la tecnología siguen manteniendo nuestra dependencia del petróleo, no sólo desde el punto de vista energético, también como materia prima para la fabricación de plásticos, con los que fabricamos desde dispositivos electrónicos hasta material médico.

El documental centra la atención en que el sistema económico en el que vivimos está basado en la disponibilidad de combustibles fósiles baratos. Igualmente nos recuerda el papel que juegan los combustibles fósiles en la alimentación mundial. Y sobre estas premisas nos plantea que el máximo de producción mundial se ha superado, con lo que, mientras el consumo se dispara, la disponibilidad de petróleo es cada vez menor. El fin de los combustibles fósiles podría llevar a nuestro modelo de desarrollo al colapso.

El final feliz es un toque de atención sobre la necesidad de adaptarse a un modo de vida con un consumo energético menos intenso. El futuro incierto no estará ni en una sociedad de ciencia ficción, ni en la vuelta a las cavernas. La amenaza y los riesgos están encima de la mesa, lo que toca es adaptarse, iniciar una transición responsable a un modelo más acorde con los límites finitos de nuestro planeta.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *