El 99% queremos que el agua en Madrid sea pública.

La Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II y el 15-M instalaron, el domingo 1 de marzo, 319 mesas en 50 municipios de la Comunidad de Madrid para llevar a cabo una consulta ciudadana sobre la privatización de la empresa pública. El resultado, que los de siempre, el 99%, queremos que siga siendo una empresa pública.

Como se puede ver en el vídeo, uno de los muchos testimonios grabados por toda la Comunidad de Madrid, son los antisistema, engañando al personal, los que han conseguido que, de un modo totalmente pacífico y civilizado, 165.860 personas (de las 167.710 que votaron) manifiesten su oposición a la privatización del Canal de Isabel II a través de una consulta popular.

Tal vez 165.860 personas no sean muchas en comparación con los 6.489.680 empadronados en la Comunidad de Madrid. Pero, si los comparamos con los 1.465.948 votos emitidos en las últimas elecciones autonómicas, representan algo más del 11%. Sin publicidad institucional, sin meses de campaña en todos los medios de comunicación de masas. Simplemente ciudadanos invitando a otros ciudadanos a participar en una consulta. ¿Da miedo? a los políticos sí. Tienen que convertirnos a todos en violentos antisistema para deslegitimar un movimiento que está instalado en la calle y creciendo cada día: personas que se organizan para intercambiar la información que intentan ocultarnos, estudiar alternativas y hacer propuestas. Que se manifiestan y son acorralados hasta que la situación se tensa y empiezan los disturbios, que se concentran y son disueltas a porrazos. Que hablan alto y claro, pero cuya voz no se recoge en los medios de comunicación, ni se escucha donde se toman las decisiones.

Lo cierto es que todos sabemos que el Canal de Isabel II es una empresa rentable. Y por eso, entre otros motivos, queremos que siga siendo pública: para que sus beneficios se queden en la Administración, y no pasen a manos de los que han creado la crisis que vivimos para expoliar lo poco que teníamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *