Siete millardos ¡qué de cuantos!

 

Según las estadísticas, la población mundial llega estos días a los siete mil millones de habitantes (o, abreviando, 7 millardos). Si bien es cierto que no se puede saber exactamente cuantos habitantes hay en el planeta, ni cuando se alcanzó o se alcanzará una cifra concreta de población, la gracia reside en el valor simbólico de asignar una fecha para el nacimiento de una persona a la que se la considerará el ciudadano 7.000.000.000 y su capacidad didáctica.

En esta ocasión, alrededor de la efeméride, distintas instituciones nos invitan a reflexionar sobre las implicaciones sociales, económicas y ambientales del crecimiento de la población mundial, así como de la velocidad con la que se está produciendo este crecimiento: se considera que hasta 1800 no se alcanzó el primer millardo de habitantes y que se tardó algo más de un siglo (alrededor de 1927) en duplicar esta cifra. El ritmo ha continuado acelerándose y los últimos mil millones de habitantes se han sumado en poco más de una década (de 1999 a 2011).

Pero… ¿Puede nuestro planeta soportar este ritmo de crecimiento? ¿Cuantos habitantes caben en La Tierra? La pregunta inquieta y las respuestas más. Básicamente es una cuestión de reparto. ¿Qué superficie del planeta se necesita para satisfacer mis necesidades, cubrir mis caprichos y asimilar los impactos que genera mi forma de vida? Las decisiones de cada uno de esos siete mil millones de personas condicionan cómo vive el resto y la capacidad de los próximos que vengan de vivir como nosotros lo hacemos.

Urge más que nunca reflexionar sobre la forma en la que satisfacemos nuestras necesidades, los procesos de toma de decisiones, el modelo de desarrollo… ¿queremos que el planeta soporte otros 7 mil millones de habitantes? Os dejo unos enlaces para reflexionar:

 

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *