(In) Sostenibilidad en España 2010: el informe del OSE.

Ayer estuve en la presentación del informe ‘Sostenibilidad en España 2010‘, que se puede consultar y descargar por aquí. De una parte, es de agradecer el esfuerzo del OSE, tanto en lo que se refiere a la recopilación y publicación de información interesante, como en la convocatoria de saraos en los que coincidir con conocidos y amigos. De otra se echa en falta un poco de debate tras la presentación de un documento como este.

El acto fue políticamente correcto. Desde la conducción del mismo a cuenta del cargo político de turno, hasta la participación de una fila cero cuidadosamente escogida. La única queja formal de esa fila se refería a la falta de información adecuada y datos relevantes. Tal vez resulta difícil de entender cuando te acaban de entregar un volumen de un tamaño totalmente insostenible. Pero se puede comprender fácilmente si buscamos la trazabilidad entre los indicadores presentados y las fuentes: ¿Dónde están los datos oficiales sobre gestión de residuos? ¿De dónde salen los de depuración de aguas?

Más queja: la relativa a la escasa atención que se presta desde la clase política a la evaluación anual del OSE. A pesar de ellos, se dijo en la sala, seguimos por la senda de la insostenibilidad, de la que apenas nos hemos desviado un poco por los avances sobrevenidos de la situación de crisis económica que vivimos. Esta queja da pie a la reivindicación, por parte del cargo político, del esfuerzo colectivo y el margen de maniobra que reflejan los datos del informe Sostenibilidad en España 2010.

La presentación de este informe y el discurso alrededor del mismo me dejan cierta inquietud. Me asusta que se presente como “el documento” a utilizar por los ciudadanos particulares y organizaciones no gubernamentales para estar al día de lo que ocurre, en cuestiones de sostenibilidad, en España. No voy a discutir la necesidad de esfuerzos de elaboración y recopilación de información, entre los que me gustaría destacar el Perfil Ambiental de España y la memoria El medio ambiente y el medio rural y marino en España. Pero, en los tiempos que corren, un foro como el que ayer se reunía en la presentación del informe de Sostenibilidad en España 2010, debe ser crítico y exigente con la aplicación de la normativa relativa al acceso a la información y participación en materia ambiental. No se hasta que punto debemos permitir que un político nos venda como buena la interpretación de la situación ambiental realizada por parte de una organización cuya “cierta independencia” (en palabras del Director Ejecutivo del OSE) genera dudas más que razonables.

En este sentido, tengo la impresión de que el sector ambiental, al menos el que se reúne en los foros del OSE, vive un poco ajeno a los movimientos relativos a la apertura de los datos públicos y el gobierno abierto: la transparencia ya no es una opción. Alorza lo explica muy bien:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *