¿Hay que estar en Facebook?

Con 500 millones de usuarios haciendo presión de grupo y un montón de aplicaciones  más o menos interesantes ¿hay que estar en Facebook? Me asalta la duda con frecuencia. Especialmente cada vez que leo el último listado de las cosas que no debo hacer en Facebook. Si es tan peligroso igual debería borrarme inmediatamente. Pero, como animal social… hay que socializar.

En un principio Facebook permitía seguir con facilidad los contenidos creados en distintas plataformas por distintas personas, pero ya ni eso. En cuanto a la posibilidad de compartir fotos Facebook se pasa por el forro los megapíxeles de las cámaras. Si no quieres que otros descarguen tus fotos no las subas a Internet, pero si se trata de que otros las tengan y puedan disfrutarlas, existen alternativas. Para contarle al mundo lo que piensas WordPress puede ser más que suficiente. Cualquiera puede leer, suscribirse y comentar sin necesidad de crear una cuenta de usuario, acceder a una plataforma concreta y, sobre todo, sin necesidad de ser bombardeado por publicidad contextual.

Como agenda de contactos Facebook no tiene precio. A día de hoy se puede encontrar en Facebook prácticamente a cualquier persona. Y con según quien es la mejor forma de comunicarse. Con la ventaja añadida de que puedes saber en qué está pensando en ese momento y recordatorio de cumpleaños.  Eso sí, no todos mis amigos o familiares tienen Facebook, si realmente quiero mantener el contacto con ellos tengo que seguir tirando de agenda y teléfono. Es más, si se va la luz o Facebook cierra sigues teniendo en el papel los datos que de verdad importan.

Tal vez no sea tan interesante estar en Facebook. Pero claro 500 millones de personas no pueden estar equivocadas, ¿dónde acudir a hacer negocio o campaña? Pues depende del objetivo ¿quieres restringirte a los usuarios registrados en Facebook? ¿buscar estar disponible para cualquiera que comparta contigo inquietudes e intereses? ¿Por qué no elegir Second Life?

Aquí lo dejo hoy. Mi abuelo no se conecta a Intenet y todavía tengo mucho que aprender de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *