Primavera a la vuelta de la esquina.

A pesar de los últimos nubarrones, los indicadores son claros. Basta con alejarse un poco del gris cemento para comprobarlo.

el narciso es el primer anuncio de la primavera:

Narciso

y los almendros se empiezan a llenar de flores, con la fugaz visita de alguna abeja, tan tímida que no se deja fotografiar:

Primeras flores de almendro

No digas que no te lo hemos avisado. Que no te pillemos en mayo cantando aquella de Sabina. Esta vez no va a sucederte a ti.

Nadie te va a robar el mes de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *