Una nueva etapa para la etiqueta ecológica.

etiqueta ecológica

etiqueta ecológicaHoy, 19 de febrero de 2010, ha entrado en vigor el Reglamento (CE) número 66/2010 del Parlamento europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, relativo a la etiqueta ecológica de la UE. Viene a sustituir al Reglamento (CE) número 1980/2000, y pretende actualizar el sistema para el aumentar su eficacia y racionalizar su funcionamiento.

La actualización del sistema de la ecoetiqueta llega en un momento en el que, por primera vez en la historia de España, vemos como algo habitual anunciantes que promocionan productos acogidos a la ecoetiqueta: desde carteles en los autobuses referidos a productos de papel tisú a campañas televisivas de productos de limpieza. En internet podemos consultar el catálogo de productos y servicios acogidos al sistema europeo de etiquetado ecológico.

El objetivo de la etiqueta ecológica europea es establecer un sistema que permita al consumidor disponer de información veraz sobre el comportamiento ambiental, a lo largo de todo su ciclo de vida, de los productos o servicios que consume. Frente a otros mecanismos de diferenciación verde, la ecoetiqueta propone una serie de requisitos y criterios transparentes y homogéneos por categorías de productos. Aquellos que ponen en el mercado productos o servicios que cumplen las características necesarias para que puedan considerarse ecológicos pueden utilizar el distintivo.

No es el único sistema avalado por la Unión Europea para garantizar la información sobre el comportamiento ambiental, que a su vez se comporta de muchas variables. En este sentido, el reglamento de etiquetado ecológico convive con la Directiva 2009/125/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre de 2009, por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía. Por otro lado también contamos con el nuevo distintivo relativo a la producción ecológica de productos agrarios, contemplado en el Reglamento (CE) 834/2007. Adicionalmente, para completar el esquema, queda mencionar el Reglamento EMAS, que se refiere a la gestión ambiental de organizaciones.

2 comentarios

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *