La foto del lobo y la naturaleza sin retoques.

Ecolo-gate” de la semana: la foto del lobo actor. Está claro que si no se cumplen las normas de un concurso, pues no se cumplen y hay que descalificar al tramposo. Me inquieta que “la estafa” resulte polémica por presentar una escena artificial, cuando a diario se reenvían por correo electrónico cientos (¿de miles?) de veces archivos de pase de diapositivas que pretenden resaltar no se qué virtudes de un mundo natural que no existe. Salvo después de horas de retoque fotográfico. Eso sí, cuando nos muestran la trampa ponemos el grito en el cielo por un lobo o un águila actores. Y eso que, por lo menos, existen de verdad.

Para muchas personas el único contacto que tienen con la naturaleza es el que se da a través de las visión retocada que se ofrece en los medios de desinformación masiva. Y es un problema, porque cuando salen al campo se decepcionan. Y preferirían que estuviese asfaltadito, para no tropezar con las piedras ni engancharse con las zarzas del camino.

El otro aspecto que me inquieta de la noticia es el argumento utilizado para descartar la fotografía: posiblemente, un lobo en estado salvaje no se comportaría como aparece en la imagen. Una lástima que este mismo argumento no sea utilizado a la hora de poner en marcha instrumentos de conservación y gestión del medio natural, en los que se asume que la fauna salvaje va a comportarse como lo harían el que diseña la autovía o marca los límites de protección jurídica.

Debe ser que los toman que las decisiones prefieren la realidad de pagüerpoin. ¿Por qué no les descalificamos?

2 comentarios

  1. ¿Duplicar contenidos? ¡tu estás loco! que me baja el PageRank…

    Fuera de coña ¿por que no hacemos un planeta de blogs como manda RSS?

    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *