Experto a golpe de talonario

experto, ta.

(Del lat. expertus, experimentado).

1. adj. Práctico, hábil, experimentado.

Cada vez que cuesta más comulgar con algunas de las declaraciones de según que expertos en materia ambiental. El escepticismo con el que leo algunas de las notas de prensa me lleva a una pequeña reflexión que tenía que regurgitar por algún sitio, ustedes me disculpen, espero que no les salpique.

¿Cómo se adquiere la cualidad de experto?

Supongo que la forma legítima es a través de la experiencia: el tiempo dedicado a una materia se me antoja una forma legítima de adquirir la cualidad de experto. Pero hay otras formas. Si uno tiene pasta para financiar cursos de postgrado, programas de máster… acaba acumulando títulos con los que también conseguirá ser considerado experto. La lectura autodidacta, la práctica laboral y otras formas de experiencia personal no pueden compararse con lo tangible de un título avalado por una entidad de prestigio. Ni por supuesto con cursos gratuitos de formación continua u ocupacional… por supuesto, la factura de un buen preparador personal puntuará bastante en cualquier concurso de méritos.

Conseguir la habilidad de colar notas de prensa en medios de comunicación de masas requiere un poderío económico superior. Llegar al reconocimiento necesario para que publiquen tus declaraciones en una revista sectorial especializada pasa por que la organización que te paga la nómina compre regularmente espacios publicitarios a doble página.

Para los medios, alcanzar la cualidad de experto requiere de años de inversión en la organización de saraos. Disciplina espartana que permita aguantar con cara de póquer años de charlas a las que se acude como patrocinador incondicional. La falta de riego sanguíneo en el cerebro a causa del uso continuado de corbata se suple fácilmente con la ingenuidad del becario convenientemente adoctrinado para la ocasión: si se ha formado en nuestro máster está más que preparado para redactar las declaraciones corporativas que saldrán mañana en todos los diarios de tirada nacional, pero que venga a currar con corbata, que algún día tendrá que dar la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *