La bicicleta ha cascado

Haciendo bueno el dicho de que lo barato sale caro, no voy a poder amortizar mi inversión de 75 euros. Desde que la compré, he hecho en ella un total de 8 trayectos de ida y vuelta, seis de ellos al trabajo. Pero no me ha seguido el ritmo.

Llevaba unos días que el pedal hacía algo raro, hasta que ha terminado por destrozarse completamente. Fui al centro comercial donde la compré. No estaba el mecánico, que sólo va una vez por semana.

– No se si esto lo cubre la garantía, de todas formas, si quieres te doy un pedal y lo cambias.

– Necesitaría dos, porque el otro también hace cosas raras…

– Déjame ver… eso no es de los pedales, va a ser el eje pedalier… tendrías que dejar la bici, que la desmontasen, mirasen… tendríamos que pedir la pieza…

Con todo, lo más grave es que he guardado todos los papeles de la bici menos el justificante de compra, que no se digna en aparecer… después de tenerla dos días parada me he acercado a la tienda del barrio.

He de confesar que cuando he pedido una segunda opinión no me he atrevido a contradecir al experto:

– Sí, es el eje… esta bici ¿te la han regalado en alguna promoción? Yo la utilizaría hasta que terminara de romperse  y compraría algo que mereciese la pena.

El caso es que mi miedo a que me robasen “mi bici” me ha llevado a invertir 75 euros, más barra y sillín, otros 6 euros en pedales… No llega a los 300 de la que me enseñaban, pero ya está a medio camino.

Lo malo de la bicicleta de 300 euros es que es bastante curiosa y tiene pinta de serlo. Eso me tira para atrás a la hora de invertir en ella para dejarla atada en la calle durante toda la jornada laboral… lo meditaremos en tanto dure el eje pedalier.

En cualquier caso, la conclusión de todo esto es que, a pesar de que podría haber salido buena, las bicicletas de oferta no son para que un tipo de cerca de 90 kilos las pegue una paliza  (casi) diaria. Otra conclusión: si eres capaz de perder el justificante de compra mejor pedir factura, da la posibilidad de conseguir un duplicado.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *