Ideas para un “participatron”

El nombre es un poco feo -en mi contra diré que me gusta-, así que lo primero que habría que hacer es cambiarlo. Propuestómetro ya está pillado. Se admiten sugerencias.

Alorza lanza el guante y Julen lo señala. ¿Un sistema abierto y colaborativo para la participación ciudadana en procesos de información pública? Sí, definitivamente es una gran idea ¿nos ponemos a ello?.

¿Qué se le puede pedir a un invento así?

– Que recopile resoluciones de sometimiento a información pública de algún proyecto. Sencillo, aparecen publicados en los correspondientes boletines oficiales. A día de hoy los boletines oficiales (estatal, autonómicos) están en internet. Pero resulta bastante aburrido consultar a diario los boletines para detectar la publicación de anuncios sobre información pública. Por eso, si detectas alguno puedes incorporarlo a una página de anuncios. Así todo el que se anime a participar en la idea los podrá ver recopiados en un mismo sitio. No es un sitio oficial y seguramente se nos escaparán muchos, pero da una piedra.

– Que permita consultar el documento a información pública. Si está disponible en internet se puede poner un enlace al recurso, apuntando directamente a la página donde esté alojado por parte de la institución que realiza el trámite de información pública. Yo pondría el enlace junto al del anuncio del apartado anterior. También indicaría otras formas de acceso, especialmente cuando no exista la posibilidad de consulta en internet.

Edición abierta y colaborativa de alegaciones. Es la parte crítica. Uno lee algo que no le gusta, pero no sabe argumentarlo, anota la idea y otro que venga detrás puede ayudarle a pulirla. Incluso si cae algún experto en la materia puede aportar más información… La parte colaborativa es bastante evidente. La parte abierta es necesaria para que, de una argumentación más o menos bien armada cada cual pueda extraer las partes que necesite para alegar.

Por muy fricazos que seamos, utilizando toda la potencia de la web 2.0 para conseguir una participación real y efectiva en proceso de toma de decisiones, las alegaciones en un proceso de información pública siguen procedimiento administrativo. Deberán presentarse formalmente según lo que establezca la Administración competente. Así pues, el sistema tendrá que ser abierto para que cada interesado pueda copiar y pegar, del texto común, la totalidad o las partes que quiera hacer llegar a la Administración.

¿es necesario un “participatron”?

Pues sinceramente, creo que no. Pero nos puede venir bien ¿por qué?

Desgraciadamente, la mayor parte de los procesos de información pública pasan desapercibidos para la mayoría de los ciudadanos. Esto no sería nada malo de no ser por que, desde mi punto de vista particular, este detalle pervierte la filosofía de la participación pública y la convierte en una forma de legitimar actuaciones en vez de ser una herramienta de apertura a la ciudadanía de los procesos de toma de decisiones.

Un “paticipatron” puede hacer llegar los anuncios de trámites de información pública a lugares a los que no estaban llegando. Y recoger propuestas desde sitios de los que nunca antes habían salido. Una herramienta así podría fomentar el acceso a la participación. ¿Cuanta gente no presenta alegaciones porque no sabe cómo hacerlo o no confía en tener argumentos lo suficientemente sólidos? Acercarse a la Administración da mucho respeto, pero si voy acompañado con alguien más igual me animo.

Seguiremos hablando de ello. Estoy un poco trasnochado y no quiero seguir escribiendo tonterías que puedan volverse en mi contra.

Have a nice day!

PD: hoy si está e internet el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto “Nueva carretera M-61”

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *