Es más fácil tener un blog que una página web

Si volviese a empezar en esto de publicar en internet, seguramente pasaría por completo de los documentos guardados como html en algún procesador de texto y de los programas editores de páginas web. Iría directamente a los blogs. Hay un montón de servicios (muchos gratuitos) que ofrecen todo lo necesario para publicar en internet sabiendo de informática lo justo para pinchar en este enlace.

Tal vez me decantaría por algún sistema basado en software libre, o por alguna plataforma que pueda presumir de equipo majo. Y me asomaría por algún lugar donde no sentirme sólo ante el peligro. Seguramente descartaría alguna plataforma que no por popular es mejor, ni más fácil de manejar.

La comodidad de publicar en un blog (que podemos utilizar o no como diario) frente a una página de html plano es que utiliza un gestor de contenidos para mantener los enlaces, las páginas, las imágenes y todo ordenadito, sin que nos tengamos que preocupar demasiado de saber cómo funciona por dentro el sistema de publicación.

Podríamos ir directamente a un gestor de contenidos, pero es más difícil encontrar plataformas que nos los den directamente instalados y listos para usar. Hay otras opciones, como las que se ofrecen con una cuenta de hotmail o yahoo, que permiten tener un espacio personal de publicación que integra blog, galería de fotos… y permite configurar distintos niveles de privacidad, para permitir el acceso sólo a los usuarios que nosotros queramos.

Algunas plataformas para blogs contemplan la posibilidad de configurar niveles de acceso pero, para la publicación de un espacio privado me parece más interesante utilizar una plataforma a la que puedan acceder mis conocidos con su cuenta de correo electrónico actual, sin necesidad de darse de alta en servicios que igual no van a utilizar.

Otra forma curiosa de publicar en internet es el wiki, para el que también existen plataformas que nos lo ponen bastante fácil.

Por otro lado, una cuenta google nos daría acceso a servicios de ese tipo y algunos más. Eso sí, la comodidad de tenerlo todo junto puede suponer renunciar a algunas prestaciones disponibles cuando se utilizan varios servicios distintos. Por ejemplo, para compartir fotos flickr es una buena herramienta, a la que se puede acceder con una cuenta de yahoo.

Resumiendo, con un blog sólo tenemos que dedicarnos al contenido, mientras que si queremos hacer una página web “a pelo” tendríamos que ocuparnos del diseño y la estructura de los contenidos, lo que puede ser un verdadero coñazo y bastante frustrante.

Y lo más importante, un blog puede ayudarnos a mantener conversaciones.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *